Área Pastoral Formación Espiritual

“Es la condición de vida que sitúa al estudiante en una relación filial con Dios a través de Jesucristo, para sentir y gustar internamente su presencia.  De esta manera el estudiante descubre el sentido trascendente de su existencia, facilitado por los modelos y el acompañamiento de otros u otras.  La vida interior contribuye a cultivar el discernimiento personal, con el que se puede buscar y hallar la voluntad de Dios, aprendiendo a construir y relacionarse con los otros y con toda la creación”. MAFI
 

ORACIÓN DE LA MAÑANA

El profesor jefe es responsable de generar un espacio de oración junto a los estudiantes en los quince minutos de acogida. En esta instancia se podrá rezar sobre las noticias del día, pedir o agradecer, y vincular con el tiempo litúrgico, etc 

 

EJERCICIOS ESPIRITUALES: 


ESTUDIANTES: Todos los jóvenes podrán vivir Ejercicios Espirituales. Éstos se llevarán a cabo en dos modalidades: dos días y una noche abierto a todos los estudiantes y durante tres días en un ambiente de silencio y acompañados por un equipo de religiosos y laicos(as). En ambas metodologías los estudiantes oran, reflexionan, revisan su propia vida, buscan y descubren los pasos que Dios los va invitando a dar.


PROFESORES Y APODERADOS: Esta experiencia que nos dejó nuestro Patrono San Ignacio, nos ayuda a entrar en el fondo de la Espiritualidad Ignaciana, por ello ofrecemos a todas las personas que lo deseen tener este encuentro personal con el Señor para buscar y hallar la voluntad de Dios y ordenar la vida hacia Él”.

ENCUENTRO CON CRISTO:

Un día al año, durante toda la jornada, el curso acompañado por su Profesor(a) Jefe, pastoralista capellán y algunos asesores de tercero medio, se retiran a un lugar adecuado (casa de retiro) en donde tienen una jornada de encuentro. Ésta jornada consta de momentos de: oración común, exposiciones,  dramatización, videos, trabajos grupales y liturgia. A través de ellos queremos que nuestros estudiantes vayan conociendo en profundidad el amor que Dios tiene por cada uno, potenciando un encuentro profundo y cercano para desarrollar seres humanos que se reconozcan y actúen como seres creados a imagen y semejanza de Dios Amor.